jueves, 26 de septiembre de 2013

Taste of Success

Cuando era niña, muchas veces me llegué a preguntar "¿a qué sabe el éxito? Tengo que reconocer que siempre fui una buena estudiante; me gustaba estudiar, agarrar libros, conocer más y disfrutar del buen sabor que un 10 dejaba. Llegar a la universidad me cambió completamente la visión, aunque nunca dejé de ser una matada (literal). Fueron muchos los cambios que tuve que enfrentar, la cantidad de clases, lecturas, tareas y objetivos que necesitaba cumplir... Honestamente, yo sola me hice muchas bolas.



Aunque por mucho tiempo traté de mantenerme con una actitud pacífica y de mucha expectativa ante lo que vendría después en mi vida, llegó un momento en el que mi cabeza se atiborraba con preguntas del tipo: ¿qué tengo que hacer para triunfar?, ¿cómo puedo ser exitosa?, ¿a cuántos cursos me tengo que meter para ser una buena periodista?, ¿cómo le hago para ser una style blogger súper famosa?, ¿qué revistas tengo que comprar para aprender a escribir mejor?, etc. etc. La cantidad de metas que me puse durante mis años universitarios ¡fueron muchísimas! Esto no lo escribo con el fin de que me vean como un ejemplo de vida, sino todo lo contrario.



Ahora que lo pienso, mi carrera (la cual amo y amaré toda mi vida) fue un paso muy importante para construir mi futuro; sin embargo también me doy cuenta de que hice demasiadas cosas simultáneamente, en el tiempo en que sólo tenía que preocuparme por disfrutar lo que pasaba a mi alrededor. Mantener un buen promedio, hacer tareas, trabajos, cortos, comerciales y tener un trabajo ¡era demasiado! Aunque yo lo sabía y el cansancio a veces me lo recordaba, la verdad es que lo disfruté mucho pero también me perdí de muchos cafés, tardes de convivencia, salidas con mis amigas, etc.



¿Ya aprendí la lección? La verdad es que no. Septiembre se convirtió (¡qué bueno que ya casi acaba!) en uno de los meses más raros de mi vida. Enfermedad, cargas interminables de trabajo, clases, nuevos proyectos... Too much! Mi complejo de overachiever me jugó una mala treta y en estos últimos días he tenido que sobrevivir a una cantidad excesiva de cansancio. Creo que la recuperación va bien, pero todavía hay muchos cambios por hacer.

Ahora la pregunta que me hago es... "¿A esto sabe el éxito?" ¡NO! Me parece que el verdadero éxito/triunfo lo podemos encontrar cuando tenemos una pasión en la vida. Aunque todavía no estoy ni cerca de los 30, me doy cuenta de que me siento completa y muy feliz por hacer lo que me gusta. Evidentemente, a veces hay que saber decir "no", tomar vacaciones, elegir los momentos adecuados para frenar proyectos, saber echar la hueva a gusto, disfrutar de un día de lluvia en la cama, ver The Office sin culpas, desconectarse A FULL del trabajo, escuchar muy buena música y, por qué no, comprar una buena dosis de maquillaje =)



Cumplir los sueños y metas que tenemos en mente parece un plan fenomenal, pero no debemos dejar que esos "escalones al éxito" se conviertan en prioritarios para nuestra vida. Dejémonos de llevar por las definiciones cliché del éxito y mejor hagamos algo por encontrar lo que verdaderamente nos llene y nos haga felices. A eso EXACTAMENTE a eso sabe el éxito.

Aquí, algunas quotes para que las lean every day. <3 nbsp="" p="">



Lindo día! =) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.

Latest Fashion Trends